lunes, 1 de noviembre de 2010

Niña del 41

La niña del 41 era miedosa. Le daban miedo la enfermedad y la soledad. Por eso huía de los hospitales y se había rodeado de una panda de mujeres que la acompañaban noche y día.
A pesar de estar acompañada, se sentía sola. "Soy sola", dijo una vez.
Era recelosa y cautelosa, y se negaba a recibir ayuda. Se metió en su mundo y no se abría a nada ni a nadie.
La niña del 41 era presumida. Siempre vestía sus mejores galas cuando salía.
La niña del 41 se parecía cada vez más a mi madre, andaba como ella, miraba como ella, abrazaba y besaba como ella.. no en vano eran hermanas.

A la niña del 41 le gustaban el arte, el orden en su casa, la sombra de ojos azul, la pintura de labios fuerte, las visitas a veces, las canciones de Mari Trini...



Niña del 41: Aunque no lo supieras, siempre fuiste fuerte y valiente. Gracias por tu vida. NAMASTÉ.

4 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

A todas las niñas del 41 y del...algo queda, Mari Trini queda, queda algo de las niñas que fuimos.
Besitooo, gracias por la visita.

Nusa dijo...

Gracias a ti, Natalí, por tu compañía silenciosa :)
Besos mil :)

Bur dijo...

vive en ti Nusa ;) en tu recuerdo y en tu genética

Nusa dijo...

Sí, Bur, hracias. ¡Beso!