lunes, 10 de enero de 2011

Rescate

Ya no busco al dormir el hueco de tu pecho
Ni dibujo en la noche la silueta de tus piernas.
Ya el rayo de tu ser no despierta a la mañana
ni siento que en el día tu alma me envuelva...
¿Qué me pasa que ya ni amándome te encuentro?


(Palabras rescatadas del olvido de un ordenador viejo)

2 comentarios:

Erato dijo...

Pues tu rescate de ese viejo ordenador me ha encantado, Nusilla.Qué cosa más bonita de palabras auque muestren ese halo de tristeza o añoranza.Y oqe tú vovería a mirar ese ordenata viejo y deleitarnos con algún naufragio o resurrección.Un abrazo, bonita.

Nusa dijo...

Pues ya estamos las dos iguales, Erato. A ti te encantan mis rescates y a mí tus cosas... ¡Las dos encantadas!

Sí, volveré a trastear con ese trasto, a ver si se sacan pepitas (de oro, claro jajaja)

Gracias por venir, por ser, como siempre. Besos mil, preciosa.