viernes, 16 de abril de 2010

No ver sólo lo malo

Todo tiene su lado bueno, hasta lo que nos parece insoportable. Elisabeth Gilbert descubrió la vida tras pasar por un divorcio traumático, tras el cual decidió dar la vuelta al mundo y empezar a ser ella misma. Lo cuenta todo en su obra "Comer, rezar, amar", que va a ser llevada al cine también. A su divorcio aludía siempre con gran sentido del humor:

""Si quieres conocer a una persona a fondo, divórciate de ella".

2 comentarios:

Erato dijo...

Me lo apunto y estaré expectante cuando salga la peli.Siempre son necesarios referentes así para aprender de ellos. Como tú, que lo eres para mi y me gusta decirtelo.Abracín,nusita

Nusa dijo...

Erato, linda, la peli tiene que estar a punto, ya se está haciendo. Por ahora, hemos de conformarnos con el libro.
Sí, siempre son necesarios referentes de los que aprender a superarnos.
Como veo que te gusta decirme cosas bonitas, por favor, expláyate :)
Mil y un besos.