domingo, 8 de agosto de 2010

Testamento de un mantel rojo

Yo, usado mantel rojo, en las postrimerías de mi vida, lego mis pertenencias a todas las personas que sobre mí se han apoyado para comer, charlar o cualquier otra acción, y hago saber que:

1) He sido feliz a lo largo de mi vida, habiendo disfrutado en todos los sentidos de lo visto, oído, olido, gustado y tocado.

2) A lo largo de los muchos lavados a que he sido sometido, he ido perdiendo fuerza, consistencia y color, siéndome ya difícil reconocerme por la finura y el color rosa pálido que presento. Ruego a las personas que compartieron conmigo su vida que cuiden el manto ácido de su piel.

3) Dado que aún me considero útil, y deseando hacer partícipe a todo el mundo de mis bienes, lego:
-Los pensamientos que en mi presencia surgieron, a todas las personas que sobre mí los vertieron. Es mi deseo que nunca les abandonen.
-Los sentimientos que fueron alimentados con la pasión de mi color, a todas las personas que una vez depositaron sobre mí su amor, desamor, tristeza, alegría, esperanza o cualquier otro sentimiento. Es mi deseo que guarden memoria de ello.
-Las acciones de las que fui testigo, al recuerdo de las personas que las realizaron.
-Las migas de pan y otros restos que aún puedan quedar en mí, a las hormigas y otros miembros del reino animal.

4) Es mi deseo que al fallecer, si aún puedo ser utilizado, se me descuartice y se me dé nueva vida en forma de paños para limpiar el polvo, prohibiéndose en mi velatorio el envío de flores y el derramamiento de lágrimas.

5) Revoco cualquier otro testamento que hubiera hecho antes, debiendo prevalecer estas disposiciones, que son mi última voluntad.

6) Y no teniendo más que disponer, firmo este testamento, escrito de mi puño y letra, el día ocho de agosto de dos mil diez.

Mantel rojo usado

7 comentarios:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Nusa acabo de leerte este sentido testamento, casi lloré lágrimas saladas por el mantel, pero su vida fue rica, diversa, generosa, propongo que en vez de desuartizar su tela sea reciclado en papel a base de conocida y antígua industria, para luego servir a artistas que le daran nuevas vidas en pigmentos y pinceles, lápices y mágias. Te sigo con placer, Nusa, visítame cuando quieras. Besito !Ave!

Gurb dijo...

Diosssssssssssssss que pasada Nusa, me ha encantaaaaado, de verdad es tan profundo, tan calmado, tan sereno, tan definitivo y sobre todo tan agradecido que me ha conmovido.

Gurb... restallados los besos

Nusa dijo...

Natàlia, gracias por tus palabras, todo un orgullo por venir de tan insigne escritora. Te visitaré, por supuesto. Besitos :)

Gurb, lindo, cómo se nota que me quieres. Gracias por ser y estar, por tu apoyo y aliento siempre. ¡Y esos besos restallaos me han sabido a gloria bendita! Expláyate, por favor jajaja

KOLOREZKO_MUXUAK dijo...

:)))))está chulo el testamento del mantel... ¿es una propuesta-modelo a seguir para tú ya sabes qué?
Muxussss

Nusa dijo...

Como modelo, algo sí salvaría, pero sólo algunas cosas (los números jajaja)
¿Te parece acaso bonito copiarle a un mantel sus últimas voluntades?

"No hay mayor insumisión que la risa y el placer."

Ondo pasa eta mila muxu!!!

Erato dijo...

Qué pasada, Asun! Me ha encantado.Eres única con el lenguaje y la fantasía.Pienso contárselo a mis nenes.Enhorabuena.Beso derramado en tu mantel

Nusa dijo...

Erato, linda, qué honor que me diga eso una alquimista del lenguaje como tú.

Cuéntale a tus nenes lo que quieras, el mantel nos lo ha legado todo...

Besos mil :)